martes, 27 de abril de 2010

AFGANISTÁN. UN MORTO CADA CINCO MINUTOS!.




"...El tipo se llamaba Omar. Le faltaba un brazo, lo había perdido en uno de los enfrentamientos con los talibanes. Les hizo pasar, les sirvió té y le contó como él mismo había visto morir a Khaled, luchando como un héroe contra el enemigo hasta su último aliento, según contó. La esposa de Khaled se desmayó allí mismo en el sofá de la casa de Omar. A la mañana siguiente reunió fuerzas para contárselo a su hijo. Después enmudeció y murió un mes y medio más tarde, tras sufrir fuertes dolores de estómago. Cuando le pregunté a Abdul cuál fue la causa de su muerte, me miró extrañado, encogió los hombros y, en un tono con el que quería indicar que la respuesta era obvia, contestó:
-De pena, murió de pena. ¿De qué iba a morir si no?".

EL HOMBRE MOJADO NO TEMA LA LLUVIA.
Voces de Oriente Medio.
Olga Rodríguez.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada